Edición del 18 de Noviembre de 2018

Nazarenos

Quique Macía




Cuando yo era pequeño los nazarenos nos levantábamos los antifaces. Lo hacíamos para beber y a veces simplemente para que nos diera el aire en la cara.

Cuando yo era pequeño los nazarenos nos levantábamos los antifaces. Lo hacíamos para beber y a veces simplemente para que nos diera el aire en la cara. Luego, conforme crecímos, nos informaron que eso no estaba bien. Cuando yo era pequeño no había nazarenas. Hoy todo es distinto…. Hoy, sin embargo, todo sigue igual, nada ha cambiado. En Sevilla hay nazarenos. Y a los nazarenos más pequeños les sigue gustando levantarse el antifaz.

Comentarios

Dejar un comentario




HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com