Edición del 18 de Noviembre de 2018

Espectáculo en la Plaza de España




El sábado, en la plaza de España de Sevilla, hubo un gran acontecimiento. Una multitud de personas hacía corro observando un espectáculo y efectivamente; ¡era un gran  espectáculo!, pero no de los que estamos acostumbrados a ver en la calle, donde varios artistas montan un número más o menos divertido y después piden la voluntad. […]

El sábado, en la plaza de España de Sevilla, hubo un gran acontecimiento. Una multitud de personas hacía corro observando un espectáculo y efectivamente; ¡era un gran  espectáculo!, pero no de los que estamos acostumbrados a ver en la calle, donde varios artistas montan un número más o menos divertido y después piden la voluntad. Aquí había baile, trajes llamativos y dos parejas de novios, encantados de que los fotografíen; en primer lugar los profesionales y  después la gran cantidad de turistas que se encontraban por allí.

Mientras al lado del puente estaban los invitados de la boda, aproximadamente unos veinte, cantando, bailando y tocando las palmas, en un lateral estaban los novios. La fotógrafo, (parecía un sargento de artillería), estaba componiendo una imagen sorprendente. En vez de protestar los novios ante la insólita petición, las dos parejas estaban encantadas de ser el motivo de atención, (por cierto ellas eran hermanas pues así se dirigía la fotógrafa a ellas). Muy serios ellos y con una sonrisa forzada ellas, atendían sin rechistar las órdenes que provenían de la boca de la artista. Después de estar aproximadamente diez minutos como unas estatuas, la siguiente orden fue dirigirse en formación de a dos hacia los bancos donde están representadas las provincias españolas, pues la idea era, según pude escuchar, fotografiar a los novios ante el marco incomparable que es la Plaza de España. ¡Ole, ole y ole!.

 

Comentarios

Dejar un comentario




HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com