Edición del viernes 21 de Julio de 2017

Un ‘laberinto’ de madera

ARS




La ciudad encierra rincones que se empeñan en pasar desapercibidos. La Piel de Sevilla nace para sacar a la luz sus recovecos más ocultos y bajar al detalle de una ciudad al alcance de todos. El primer rincón, las Setas de la Encarnación.

El arquitecto alemán Jünger Mayer se inspiró en las bóvedas de la Catedral de Sevilla y en los árboles de la plaza de la Encarnación para dar forma a las populares Setas de Sevilla. Seis bloques de hormigón cilíndricos y placas de madera alemana y finlandesa conforman esta estructura vanguardista que se levanta en el centro de la capital andaluza y que forma ya parte de la Historia de Sevilla. Cinco años se tardó en su construcción, rodeada de las críticas de los sectores más conservadores de la ciudad. Pese a ello, este complejo de pasarelas y recovecos se ha convertido en uno de los mayores reclamos turísticos para los visitantes de Sevilla.

Comentarios

Dejar un comentario




HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com