Edición del lunes 23 de Octubre de 2017

Lío de los antiguos

Nicodeme Rubio




Los Panaderos dejó bloqueada a la Lanzada en Cuna bajo la lluvia mientras regresaba a su templo a ritmo de marchas y no a paso de mudá.

Los Panaderos dejó bloqueada a la Lanzada en Cuna bajo la lluvia mientras regresaba a su templo a ritmo de marchas y no a paso de mudá.

Encontronazo entre las cofradías de La Lanzada y los Panaderos. / Daniel Jiménez

El Miércoles Santo empezó mal, tres hermandades decidieron no hacer estación de penitencia debido al riesgo de lluvia, y terminó peor, con el comportamiento inexplicable de la cofradía de los Panaderos.

La hermandad entraba en la carrera oficial cuando decidió regresar a su capilla de la calle Orfila ante un chubasco sorpresivo. La cofradía se recreó injustificadamente en su regreso, pese a que la Lanzada -que no quiso refugiarse en el Salvador- retornaba por Cuna camino de San Martín y necesitaba Orfila libre. Los Panaderos dejó taponada a la Lanzada.

El público de Laraña pitó el cortejo panadero por el perjuicio que estaba provocando al de San Martín, censurando la parsimonia con la que avanzaba como si nada hubiera pasado. La Lanzada tuvo que esperar y regresar finalmente por la Campana y Amor de Dios.

Ningún responsable del Consejo de Hermandades, de los que en ese momento se encontraban en el palquillo de la Campana apremiaron a la cofradía para que acelerara el paso y dejara de perjudicar. De momento, algunos responsables de la organización se han limitado a asegurar que “revisarán” los vídeos del paso de los Panaderos por la Campana. Tampoco el delegado diocesano para las hermandades y cofradías, Manuel Soria, hizo nada por solucionar la desagradable situación.

Ildefonso Martínez, hermano mayor de los Panaderos ha asegurado en la mañana del Jueves Santo, en declaraciones a la cadena Ser, que la cofradía que preside no podía acelerar el paso debido a la gran acumulación de público y nazarenos en la calle Orfila. “Teníamos que desalojar la capilla de nazarenos, cosa que no pudo hacerse hasta que no conseguimos abrir un pasillo hacia la calle José Gestoso”, ha argumentado. “Tampoco hubiéramos ganado mucho tiempo de haber subido por Martín Villa a paso de mudá”.

Respecto al bloqueo de la cofradía de la Lanzada, Martínez ha asegurado que nadie en su cofradía sabía que estaban en la calle Cuna “hasta que vinieron dos nazarenos de la Lanzada a decírnoslo. De haberlo sabido antes, a lo mejor hubiéramos acelerado el paso para evitar la situación”.

Juan Antonio Tarascó, hermano mayor de la Lanzada ha asegurado que la decisión de no refugiarse en la Iglesia del Salvador por la lluvia se tomó “sin saber que los Panaderos había decidido regresar a su capilla” y ha anunciado una reunión con los responsables de la Lanzada y del Consejo, “para evitar que esto vuelva a suceder”.

Por su parte, el delegado del Miércoles Santo del Consejo de Hermandades, Mateo González, ha hechado balones fuera asegurando que “hoy no es el día para hablar de lo sucedido en la tarde de ayer” y se ha limitado a asegurar que “fue un día muy complicado y de todo se aprende”.

Comentarios

Dejar un comentario




HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com