Edición del viernes 20 de Octubre de 2017

Nuevo derbi, en un nuevo día

Rafael Pineda




Amanece un viernes distinto, un viernes con un derbi a la vista, un nuevo día para el partido de la máxima rivalidad de la ciudad. No se sabe quién tiene la culpa, si las plataformas televisivas o la Feria a la vista, da igual, los días raros de este inusual pero al parecer comercial campeonato se suceden……..

Amanece un viernes distinto, un viernes con un derbi a la vista, un nuevo día para el partido de la máxima rivalidad de la ciudad. No se sabe quién tiene la culpa, si las plataformas televisivas o la Feria a la vista, da igual, los días raros de este inusual pero al parecer comercial campeonato se suceden……..

La temporada pasada hubo un derbi que se fijó para 2011 y se jugó en 2012. El año pasado se jugaron tres derbis cuyos resultados fueron un empate (1-1), un triunfo del Betis (1-2) y otro del Sevilla (5-1). Una anécdota provocada por la huelga de los futbolistas, circunstancia que marcó los duelos de la anterior campaña. El segundo de la actual será en viernes, a las diez de la noche. Todavía podía haberse dado en un día más extraño, en el inicio de la Feria de Abril, en la noche del Pescaíto. Habrá, por lo tanto, un nuevo capítulo en la historia de los derbis, que, con el paso de los años, van acumulando un inestimable tesoro sentimental y deportivo. Porque en cuanto a horarios, a lo más que se llegaba en Sevilla era a jugar los derbis a los doce de la mañana. Pero no por imperativo televisivo, que eso llegará después, sino por la coincidencia en el calendario con alguno de los días grandes en la vida de la ciudad. Caso especial, sin duda, el Domingo de Ramos. Y tienen su historia esos derbis en Domingo de Ramos. Y tanto. Como el tempranero 19 de marzo de 1978. Tempranero, claro está, para ser Domingo de Ramos. Arbitraba Guruceta y ganó el Betis. Sí, tres a dos, el día en que Julio Cardeñosa le metió dos goles a Gustavo Fernández, uno por cada escuadra. El Betis campeón de Copa que se iría a Segunda esa misma temporada. O el Domingo de Ramos de 1986, bautizado genialmente por el compañero Pepe Elías como el Domingo de Romo. Fue el futbolista del Betis que anotó el tanto del triunfo en una matinal soleada con un pesado con un megáfono en el Gol Sur del estadio que se pasó media parte insultando a los jugadores del Sevilla. “Vieja, retírate”, le decía a San José. Unos años antes, en la 82-83, el Sevilla le ganó los cuatro derbis al Betis de la temporada. “Vuelven y vuelven y vuelven a perder, antes con Dunai y ahora con Marcel”, cantaban los aficionados del Sevilla.

Derbis jugados también el Día de la Hispanidad, como el de 1999. Gran triunfo por 3-0 de un Sevilla recién ascendido ante un Betis dirigido por Griguol y en plena decadencia. Aquel derbi en el que Benjamín se encontró un cuchillo en el césped.

Derbis disputados el Día de Andalucía, como el del 28 de febrero de 2004, con empate a uno, con goles de Alfonso, de penalti, y de Javi Navarro. El día de la mano de Dani Alves, con el Sevilla aguantando con uno menos por la expulsión de Antoñito.

Derbis que inauguraron la temporada, como el de la temporada 87-88, con triunfo bético por 1-2. El primer gol del Betis lo marcó el centrocampista gallego José Luis, ya fallecido.

Derbis a mansalva, como los de la extraña temporada 86-87, la de la experimentales eliminatorias por el título, zona media y descenso. Betis y Sevilla, en la zona media, jugaron cuatro derbis esa temporada.

Derbis de Feria, como ese del 20 de abril de 1980. En concreto, de Domingo de preferia. Cuatro a cero ganó el Betis con un sublime Morán. Sí, el de los cuernos a Paco, el gran portero sevillista. Menuda zafiedad.

Y derbis a las doce la mañana. Pero no por imperativo de la Semana Santa, sino por la desgraciada circunstancia de que los dos equipos militaban en Segunda División. Mandaba ya la televisión, como ahora. El Sevilla le formó un lío al Betis (1-3) el día que Alfaro lesionó a Capi, Oliveira empuñó un asta de bandera que le tiraron al campo y el meta Valerio tuvo su mañana más triste. En la vuelta, también matinal, empate a uno.

Derbis a mediados de semana, como los de Copa de la temporada 2006-07. Hasta tres partidos se jugaron por el lamentable botellazo a Juande Ramos, de cuyo autor nada de supo y suspensión del partido que se reanudo en Getafe con victoria sevillista. Pasó el Sevilla. Un gran Sevilla. A mediados de semana se jugó también la eliminatoria de Copa en la temporada 84-85, con remontada bética por 3-0 después de un 1-0 en la ida. Derbis de Buyo, Álvarez, Serna, Rincón y Calderón.

Ahora, derbi en viernes, con un Betis haciendo una buena temporada  y el Sevilla buscando su lugar en el mundo europeo. Derbi en viernes, derbi de Sevilla, al fin y al cabo.

MAS INFORMACIÓN:

Fotogalería: Dos delanteros con gol 

Comentarios

Dejar un comentario




HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com